MIRANDO HACIA ATRÁS CON ORGULLO Y ENFOCAR EL FUTURO CON SATISFACCIÓN

(Pincha en la imagen para acceder a la galería completa del momento)

En el Ave María San Cristóbal, vemos como una gran celebración, que nuestros maestros y maestras, profesores y profesoras y en definitiva cualquier profesional que forme parte de nuestra familia, se jubile y disfrute de su nueva etapa en la vida.

Tal es el caso de Don Francisco Moles Garnica, aunque como él generalizamos este sentimiento para todos/as los que lo han hecho recientemente, lo hicieron en su momento, o así suceda en adelante. Personas que han sido claves en todos los que hemos compartido tiempo con ellas: Rosa García, Cecilia García, Diego Márquez, Piedad Machado, Leandro García….

Para cada alumno/a y profesional del Centro, hemos tenido un maestro/compañero/a influyente, que se ha esforzado por convertirnos en mejores seres humanos, en sacar lo mejor de nosotros. Individuos apasionados, obstinados y amorosos que, a través de los años han personalizado la verdadera educación. Personas con las que hemos experimentado un vínculo.

Y celebramos que se jubilen, pues durante muchos años han dedicado a educar a los alumnos/as. Ahora pueden mirar hacia atrás con orgullo por todo lo que han logrado. Ahora llega el momento de recordar y relajarse, pudiendo mirar hacia el futuro con alegría y satisfacción. Ahora tendrán más tiempo para pensar en su familia y amigos.

Permanecerán siempre en nuestros corazones, pues cada día entregaron su tiempo y talento de muchas maneras diferentes. Podrán saborear los muchos recuerdos que han creado a lo largo de los años en el colegio, mientras disfrutan cada momento de sus vidas y los muchos días por venir.

El pasado 19 de octubre vivíamos uno de esos momentos mágicos que se dan frecuentemente en nuestro centro. Después de 35 años de servicio, terminaba la última clase de Don Francisco Moles Garnica. Sus alumnos/as y compañeros/as quisieron rendirle homenaje y agradecerle su dedicación, formando un pasillo que recorrería el Centro Ave María San Cristóbal desde el aula hasta la puerta principal.

Al salir, toda la comunidad educativa lo aguardaba para brindarle un emotivo y más que merecido aplauso y desplegar una pancarta en la que se podía leer: “¡Gracias Don Francisco! Tu trabajo en nuestros corazones.”

Profesores/as jubilados: vuestra dedicación para mejorar la vida de los jóvenes del colegio ha sido inspiradora. Siempre seréis recordados como maestros atentos, enérgicos, con talento y corazón. Mientras planificáis el futuro y pasáis a vivir muchas experiencias nuevas, esperamos y deseamos que tengáis una jubilación larga y próspera.

Comparte esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies