La Automatización Industrial no es un mundo solo de hombres

María Espinosa – Alumna

Todo comenzó cuando decidí estudiar este ciclo, la verdad es que la mayoría de personas a la que se lo cuentas te dice; ¿y en serio eso te gusta? Pues la verdad, no me gusta, me encanta, y es así. En esta sociedad, por algo que desconozco a las mujeres no les suele atraer este sector , somos una minoría las que decidimos decantarnos por este mundillo y la verdad solo puedo pedir que las que lo hayan pensado y hayan decidido no hacerlo por miedos o prejuicios , están muy equivocadas, no necesitas nada más que el ingenio, el esfuerzo y las ganas de trabajar y superarte para estar en un sector como es este y acabar disfrutando enriqueciéndote cada segundo que pasas aprendiendo sobre la electrónica, la automatización, el trabajo en la industria…etc.Después de dos años con compañeros y compañeras, por qué no, no estaba sola, poco a poco somos más chicas y no puedo estar más orgullosa, que han sido maravillosos he aprendido y me he enriquecido muchísimo, me he ido formando poco a poco cada día descubriendo cosas nuevas, investigando, y sobre todo disfrutando porque no puedo decir otra cosa más segura que he disfrutado muchísimo estudiando este grado.
Luego de esto empecé la practicas en I.M.P Cloner donde actualmente trabajo, una empresa que me llamaba bastante la atención ya que se dedicaban a “crear” maquinas desde cero, no solo el mantenimiento o la programación como la mayoría de empresas del sector en Granada. Era una empresa pequeña y como no, yo sería la primera “técnico” en ella, lo cual me asustaba un poco ya que además seria mi primera experiencia laboral siendo chica y con solo 21 años.

 
Pero he de decir que estoy muy orgullosa y feliz de haber realizado allí las practicas, porque tras tres meses de esfuerzo y aprendizaje conseguí quedarme allí trabajando, lo cual era mi meta, porque mis aspiraciones son toEspinosatalmente poder trabajar de lo que me gusta, que en mi caso es este sector y estar rodeada de buenas personas y de eso estoy segura, ya que a pesar de mis miedos, mi acogida en la empresa fue esplendida, ya que no me trataron peor o me excluyeron por ser mujer, si no que al contrario ,creo que deberíamos ser más las que poco a poco comenzáramos a introducirnos en este campo y de verdad animo a toda la que quiera o le pique el gusanillo de cursar este módulo que se anime, porque a pesar de las posibles dificultades que se pueda encontrar va disfrutar y no se va arrepentir de haberlo hecho si de verdad le gusta.
Por ultimo concluir con un agradecimiento al apoyo de los profesores, compañeros y personas que me han ayudado a seguir este camino y gracias a ellos estoy donde estoy porque de verdad que estoy muy feliz de haberlo conseguido. Gracias.

ciclo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *